Justo al cierre de noviembre se efectuó el acostumbrado Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste convocado desde Tabasco, que en su segunda “temporada” cumple ya su quinta edición. En esta ocasión participan 17 autores de la región seleccionados bajo el criterio del fotógrafo y artista visual Óscar Farfán (Guatemala, 1973), y las obras (a diferencia de otros años) se presentan en el vetusto Instituto Juárez de la UJAT, en pleno Centro de Villahermosa, ciudad tabasqueña.

Como reportero cultural había presenciado los encuentros de la primera edición [durante el comadrato cultural granierista] y como público en los talleres y conferencias en las primeras tres ediciones de la segunda temporada  “del cambio” amarinegro. A partir de la primera convocatoria de la actual versión, que se realizó en el Parque Tomás Garrido, se abrió la convocatoria a la fotografía y como resultado de los planteamientos de los participantes que solicitaron una escuela de arte se inició una serie de talleres y diplomados sobre pintura, incluso propició respuestas de grupos independientes y algún movimiento de talleres de análisis. La nota discordante la ofrecieron las valoraciones críticas que se ofrecieron en torno al conjunto expositivo.

En la cuarta edición participé y fui seleccionado con una pieza titulada Lo que mira el que vive, pieza compuesta por una caja porta-fotos intervenida con tres series fotográficas presentadas a manera de fotolibro tipo acordeón. Y en la quinta edición, que se realiza del 24 al 26 de noviembre de 2017, participo con una pieza titulada Murus, de un trópico en ruinas que básicamente se trata de un libro de autor compuesto por tres series fotográficas dispuestas a manera de fotolibro tipo acordeón con fotos históricas “obstruidas” con fotos actuales en las que propongo una reflexión sobre el distanciamiento entre la ciudad y el río Grijalva, entre el presente y el pasado histórico, entre la ciudad y su principal patrimonio natural marcado -simbólica y metafóricamente- por la construcción de un extenso “bordo”. Para hablar de esto se recurre a la recuperación de la memoria histórica fotográfica en archivos locales y sobre ella, costurada a mano, una memoria visual actual que refleja esa obstrucción.

Murus, fotolibro de Juan de Jesús López

De esta ocasión se pueden anotar varias datos evidentes. Pese a los esfuerzos de los organizadores el encuentro deviene cada vez menos en cuanto a sus dimensiones de programación y propuestas, los artistas tabasqueños que se suponen representan lo mejor de las propuestas actuales en el terruño mantienen su distanciamiento aunque la visitan para constatar lo que esperan confirmar sin ellos.

Ausencia, instalación de América Rocío

Los juicios valorativos en cambio se mantienen en una especie de equilibrio de tanteos: para algunos autores que asistieron, el nivel general de lo recopilado es muy bajo, para otros es tan bueno que incluso es superior a la Bienal de Guadalajara de este año, y alguno, se atreve a decir que lo mejor de esta edición lo impuso la inclusión de los fotografía representada por Veracruz y Tabasco.

Como en las ediciones anteriores se esperaba la presencia del curador de el Encuentro para proponer un diálogo directo entre su visión y los creadores de la región. No se dio. El grabador Miguel Capellini señala con razón -en un comentario personal pero que por su pertinencia me atrevo a compartir- que nos perdemos de los argumentos del curador para hacer la selección de todos y cada uno, “eso [su comentario] es importante para entender si nos siguen atendiendo como caso en desahucio o si ha crecido en contenido la participación”.

Para futuras valoraciones e investigaciones quedan en cambio los catálogos ¿Será la fotografía de lo más relevante? ¿Cuál será el criterio de contemporáneo que aplican [los autores de la región sobre su producción actual]? ¿Se pueden equiparar el desarrollo artístico de la región entre estados como Chiapas y Veracruz con Tabasco y Campeche? ¿Cómo vivimos cada sub región nuestro proceso de creación simbólica?

Oculto, de Fernando A. Velázquez Ruiz

Como sea no hay que perder de vista el apunte que aporta Farfán en la presentación del catálogo con que describe al conjunto como heterogéneo y en reescritura, pero con “apetito”. Ahí señala que hay muchas peguntas en torno a las prácticas artísticas de la región, y que:

“Las respuestas a esas preguntas se establece en el diálogo que esas obras en su conjunto puedan ofrecer al que las observa”, propone a grandes rasgos que las soluciones de lenguajes, técnicas y soluciones que se proponen reflejan una realidad viva, heterogénea y fragmentada, y que -como ella-, se resiste a ser uniforme. “Veamos en estas obras la interpretación del mundo, y de la región, como un palimpsesto en constante reescritura”, es decir, en proceso de búsqueda sobre lo hecho y sabido y negado, pero que denota apetitos diversos en cuanto a las temáticas tratadas y las soluciones en su representación.

Parafraseando a Farfán, se podría decir también que, muchas respuestas a esas preguntas se podrían establecer mediante un diálogo entre los propios autores y el conjunto, para no quedar en la mera convivencia. Faltó quizá alguna mesa de diálogo entre los autores.

Caja de Luz de José Ramírez Sánchez Sotelo

Otro tema –por último- de los saltaron como gato sobre la cama, es que, desde la segunda edición la fotografía tiene una presencia cada vez más evidente y relevante. Al menos en el 5to Encuentro los participantes se metiendo con temas que rondan la dolorosa vida cotidiana de nuestros días: las desapariciones, los asesinatos de la narcoviolencia, los conflictos en la ciudad, los intimismos del espacio urbano y del discurso amoroso, incluso la abstracción.

Del total de los autores participantes: ocho son tabasqueños, y del total de la obra, seis propuestas son trabajos fotográficos. De Veracruz llegan cuatro jóvenes fotógrafos con imágenes poderosas que van del intimismo y el retrato simbólico, hasta los temas de crudeza social como las alegorías que hablan de las mujeres desaparecidas y los desgarramientos emotivos entre amigos por la violencia de narcoterror.

Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste

En tanto, de Tabasco se presentan tres autores –además de este tundeteclas-, América Rocío y José Ramírez Sánchez Sotelo. América Rocío presenta una instalación con el tema de la ausencia, tema intimista, donde reflexiona sobre la ausencia del cuerpo amante en el espacio y en el cuerpo mismo, ausencia como ruptura y como purga, como nostalgia y como infrutuosidad, que lo impregna todo, de ahí que se estampa en la memoria visual, en las telas, en los cuadernos. A medio camino de la representación y al construcción objetual de una emoción, rompe con la típica presentación de la foto en el cuadro colgada en el pared: la emoción visual se desplaza, se objetualiza.

Sánchez Sotelo en cambio propone abstracciones visuales, juegos goemétricos que muy probablemente tienen que ver con la estructura de su formación profesional, evocaciones geométricas que recuerdan las vibraciones de los efectos del fenómeno vibracional del agua y la música, formas que aspiran a la corporeidad. Este un autor del que se esperaba mucho –aunque viene trabajando en sordina- hace varios años.

El 5to. Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste se lleva a cabo en el Instituto Juárez del 24 al 26 de noviembre, además de la exposición se ofrecieron dos talleres: uno de acuarela y otro sobre collage, dos ponencias y presentaciones musicales.

La fotografía presente en el Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste

La primera jornada inició a las 9 de la mañana del viernes 24 con el taller Flores y follajes que impartió la acuarelista Lorena Sánchez hasta las 12 del mediodía. La inauguración del evento se efectuó este viernes a las 12, enseguida se presentó el tenor Carlos Armando e inmediatamente después se cortó el listón. Al final de los canepés (es justo decirlo, estuvieron muy buenos y abundantes) se entregaron los 10 ejemplares respectivos de la 5ta edición del encuentro a cada participante.  Este mismo día, el maestro Israel León Viera ofrecio el taller Menos es más, donde ofreció un acercamiento sobre la técnica del acrílico, y el collage, y ya por la noche a las 19 horas disertó la charla Modernismo y Postmodernismo que consistió básicamente en una guía comentada de los autores que marcaron uno y otro lindero en el arte.

Para el sábado 25 se mantiene la rutina de los talleres, por la mañana el de acuarela, por la tarde el de collage y, a las 19 horas, la maestra Lorena Sánchez de la Barquera disertaría la ponencia Ser artista es sólo para valientes en la que, a partir de su experiencia que pasó por la aventura de ama de casa, vendedora de pasteles y celulares, hasta que encontró su camino creativo, una charla que tuvo mucho de la siembra del optimismo que hace falta a los aspirantes. A las 20 horas cierre de jornada con el Ensamble Vivaldi.

El 5to Encuentro aún se escribe mientras escribo esto. El domingo 26 además de los talleres por la mañana y tarde, se espera la clausura a las 19 horas, se entregan constancias, y cierra con el concierto de la soprano Karla Garrido. Todos los autores recogen sus trabajos, y los visitantes regresan a casa. Pero el saldo, está por escribirse.

 

Los participantes del 5to. Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste

Son: Jorge Jesús Zamorano Castillo (Chiapas), San Martín Bardales Roura (Quintana Roo) y Paulino Isidro Adolfo Medina Sosa (Campeche). Asimismo, Carlos Augusto García Lara, Cecilia Burgos Guerrero, Diana Laura Tomasa Vázquez Aviles, Fernando Antonio Velázquez Ruiz, Omar Pérez Antonio y Margarita de Jesús Vela Cruz, del estado de Veracruz. Mientras que de Tabasco estarán América Rocío Macuitl Ramírez, Claudia Carmina Acopa Jiménez, Jesús Valentín Olguín Balcázar, José Ramiro Sotelo Sánchez, Juan de Jesús López López, Michelle Rosello Osorio, Nancy Glombitza Vallin y Ruth Pérez Aguirre. Cabe mencionar que esta selección es resultado de la curaduría que llevó a cabo el maestro  Óscar Farfán.

Compartir
Artículo anteriorEscritores, memoriosos y promotores se suman para recordar la inundación de 2007
Artículo siguienteRubí Segura y sus caminos por la abstracción

Juan de Jesús López es periodista cultural, ensayista literario y fotógrafo. Nació Cárdenas, Tab., México, el 27 de marzo de 1967 y tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017), actualmente como parte de su trabajo creativo visual elabora fotolibros a mano, que han sido seleccionados en el 4to y 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco.
Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012).
Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016), y en 2017, repite en el 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco con su fotolibro Murus por lo que su trabajo aparece en los catálogos de estos encuentros. Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco.
En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.