Había veces que el agua nos sacaba del sueño

entraba por las puertas

              por las ventanas

huíamos con el pánico mojándonos más allá de los tobillos

                con el velo de la noche colgado en las espaldas

y con gallinas enganchadas a los hombros de la muerte

correr en el agua es ahogarse en el tiempo

la mañana se acurrucaba también entre nosotros

se ponía sombrero       penetraba muy adentro la mirada

Adelante con la cruz hijo

                                                 y que el diablo se lleve al muerto

 

Tomado de: También soy un fantasma, libro que recibió el Premio Tabasco de Poesía José Carlos Becerra 2002 (publicado por el Gobierno del Estado de Tabasco en 2003).

Compartir
Artículo anteriorFestival CEIBA, pese a vicisitudes mantiene gratuidad y calidad
Artículo siguienteOcho días de espectáculos culturales masivos en Plaza de Armas
Álvaro Solís, Villahermosa, Tabasco, 1974. Poeta y profesor. Ha publicado libros de poesía en México, Costa Rica, España y Argentina. Poemas suyos se han traducido al francés, al italiano, al portugués, al inglés, al rumano, al macedonio y al árabe. Fue becario de la FLM y del FONCA como jóven creador. Ha recibido los siguientes reconocimientos: Premio Tabasco de Poesía "José Carlos Becerra" 2003, Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2006, Premio Clemencia Isaura 2007, Premio Nacional de Poesía Joven Gutiérrez de Cetina 2007 y el Premio Alhambra de Poesía Americana 2013 para obra publicada. Actualmente cursa el doctorado en Literatura Hispanoamericana en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.