Qué podemos hacer en las vacaciones de verano

Las vacaciones de verano son días de alegría para los niños y de preocupaciones para los padres. Los niños se distancian de las obligaciones escolares y los padres se preocupan porque no saben qué hacer para mantener animados a los hijos y en el mejor de los casos alejados de la televisión y el celular. Pero la preocupación va más allá y de hecho, todo este tiempo, se ponen las alarmas de prevención en luces amarilla.

De acuerdo con especialistas, las vacaciones de verano es el periodo del año cuando los niños son más vulnerables a los ataques que van desde el bulling doméstico hasta los abusos sexuales porque muchos de los padres trabajan o tienen que salir a cumplir compromisos por lo que tienen que encargar a sus hijos a parientes o vecinos.

Sobre este tema, opinan cuatro mujeres, la terapeuta especialista en educación sexual, Carmita Díaz, la profesora Yazmín Osorio Ruiz, la pintora Mirna Corzo y la promotora Hortensia González Victoria, maestra y directora de la Casa de Arte José Gorostiza, respectivamente. Tres de ellas son mamás, todas trabajan con niños, aman el arte, y coinciden en que las vacaciones son un tiempo de mucho estrés y alerta.

Enseñar a los niños a identificar problemas

Mitos y realidades del abuso infantil, foto de Carmita Díaz Marcial
Mitos y realidades del abuso infantil, foto de Carmita Díaz Marcial

“El abuso sexual infantil e intrafamiliar ocurre más frecuentemente de lo que la gente piensa.  Causa tanta repugnancia en la mayoría de las personas que los agresores y las familias envueltas en él tratan de ocultar la verdad”, comenta la terapeuta especialista da en educación sexual, Carmita Díaz.

“Cerrar los ojos a esta realidad que lastima a nuestros niños y niñas es abrir las puertas para que estos hechos se sigan dando, vulnerabilizando y re-victimizando a quien lo sufre y entretejiendo el camino hacia un círculo de violencia que se puede extender por generaciones”.

Desde su perspectiva, Díaz señala que, los niños de edad escolar son muy vulnerables al acoso por el deseo de ser integrados a clubes de estudio, deportivos o d cualquier otra índole. Integrarse a los hace en muchas ocasiones bajar la guardia para integrarse a su nuevo grupo temporal.

En el caso de los niños que tienen que quedarse en casa, el rol de cuidador recae en muchas ocasiones en otros miembros de la familia. Lo que también los hace vulnerables a vivir alguna situación de esta índole: es decir, el riesgo siempre está latente ya que regularmente el agresor ha tenido contacto con la víctima para ganar la confianza.

“Por eso la importancia de que los niños aprendan a identificar las posibles señales para evitar que el riesgo avance”, comenta la especialista que para sobre este tema aporta el artículo titulado: ABUSO SEXUAL INFANTIL. La vulnerabilidad del menor entre el mito y la realidad, y reproducimos.

Abuso sexual infantil, foco rojo en Verano

 -¿Cuáles son esas posibles señales que un niño debe tener presente?

-Primerísimo, que hay partes de su cuerpo que nadie debe tocar, como sus genitales. Que identifique roces o caricias que le resulten incomodas como podría ser una caricia en las piernas o en sus nalgas, un abrazo incomodo, pero sobretodo que el niño marque sus límites y que esos límites sean respetados.

El niño cuando algo no le gusta lo rechaza. Si el niño se niega reiteradamente en ir con un cuidador es porque algo le incomoda, por eso es importante escuchar sus razones del rechazo, eso le da seguridad y afianza el respeto hacia sus límites y el respeto al límite del otro.

Vacaciones para aprender oficios para auto sustentabilidad en el futuro

Aprovechar todas las actividades culturales y recreativas, foto del Instituto Estatal de Cultura de Tabasco
Aprovechar todas las actividades culturales y recreativas, foto del Instituto Estatal de Cultura de Tabasco

La profesora Yazmín Osorio Ruiz aporta otra perspectiva sobre el tema, qué hacer con los niños y que eso que se decida, sea para bien de los chavitos. Las vacaciones escolares, comenta, llamadas ahora de receso escolar, están cada vez más lejos de aquella época  donde todos en general, sobre todo los maestros, teníamos dos largos meses de descanso en casa de familiares en alguna provincia o simplemente durmiendo más tarde que de costumbre para después salir pasear.

Ahora dice, por el actual viacrucis económico e inseguridad todo eso es un verdadero “sueño americano”, así que en muchas familia lo que se decide hacer en vacaciones de verano es quedarse en casa.

“La casa será entonces para cientos de niños el lugar de refugio y estancia, en ella, verán  la vida pasar, se incorporaran  a las labores del hogar,  a ver la televisión y a recrear mundos fantásticos con sus juguetes para desbordar su inquietud y creatividad”.

De ahí que, plantea, es importante considerar  hacer un recorrido minucioso por la casa y el patio para identificar áreas de riesgo, objetos peligrosos y material que no deba estar alcance de los menores.

Pero para quienes tienen la fortuna, están los famosos “Cursos de Verano”, en los que, además de valorar el costo, tiempo, calidad,  se debe pensar en aspectos como seguridad del lugar, interés del niño, necesidades para su desarrollo y utilidad en su vida cotidiana.

Vacaciones a la vista

En su breve artículo que aporta sobre el tema de las vacaciones de verano: “Vacaciones a la vista”, que se reproduce completo, Osorio Ruiz señala que las vacaciones son para aprender cosas que no se aprenden en la escuela:

“Aprendizajes extracurriculares y puede aprovecharse este periodo para incursionar en ello como nos comparte un buen amigo mío ‘natación por sobrevivencia, algún arte marcial por disciplina, autocontrol y autoestima;  un deporte de equipo para la socialización’ a lo que agregaría música, pintura, danza o fotografía para desarrollar su sensibilidad y estética y un oficio para su auto-sustentabilidad como cultivos caseros, cocina, costura, etc.”

Vacaciones de verano con el arte

Casa de artes José Gorostiza, el arte como una forma de formar mejores ciudadanos, foto cortesía del IEC
Casa de artes José Gorostiza, el arte como una forma de formar mejores ciudadanos, foto cortesía del IEC

La Casa de Artes José Gorostiza cumple 35 años de ofrecer talleres artísticos a los niños villahermosinos. Coincide en que las vacaciones de verano son un periodo de conflictos para los niños y los papás de los niños, pero también en que son una oportunidad para aprender nuevas cosas, de alejarse de la tele, del celular y acercarse al arte.

Cuando los niños se acercan al arte, comenta la directora de esa casa de estudios culturales ubicada en la zona cultural CICOM, Hortensia González Victoria, los niños recuperan su sana capacidad de jugar, de imaginar. Al futuro estudiante le aporta concentración y al futuro ciudadano seguridad.

“La cultura y las prácticas del arte –incluso como iniciación en los niños, beneficia la conducta preventiva, para mí el arte es como la medicina para un ciudadano, si no queremos tener ciudadanos insalubres, convertidos en conflictos sociales, además del deportes y otras actividades recreativas, debemos proponerles actividades creativas”.

-Mejor en un taller de dibujo ensimismados en el celular.

-Totalmente de acuerdo,  además de que las mamás pueden acercarse al arte a través de sus hijos –dice la funcionaria cultural que se acercó al arte y la promotoría cultural llevando a sus niños a un taller de artes visuales.

Este verano comenta la casa de artes ofrecerá dos ciclos de talleres: del 17 al 28 de julio y del 31 de julio al 11 de agosto. En total, son más de 15 talleres, en la mañana y en la tarde para niños de 4 a 15 años de edad.

“Y por si fuera poco, también vamos a proponer talleres creativos para los papás”.

-¿Quiénes aportan más tiempo en los niños para traerlos a la Casa de Arte?

-Los roles han cambiado. Cuando yo traía a mis hijos, el 90 por ciento éramos mujeres, pero eso fue hace 25 años. Hoy los papás participan, intercambian tiempos y horarios con sus esposas, así que podemos ver a una mama trayendo a un niño pero es el papá quien viene a recibirlo a la salida, o al revés. En ese sentido, los talleres de arte sensibilizan también a los padres.

Vacaciones de  verano con la madre tierra

El teatro para formar una visión del mundo,foto de Juan de Jesús López
El teatro para formar una visión del mundo,foto de Juan de Jesús López

La especialista en agricultura familiar Elisabeth Casanova García, también propone que las vacaciones de verano deben dedicarse para aprender otras cosas. Concuerda con en que los niños deben aprender “oficio para su auto-sustentabilidad” en el futuro como los cultivos caseros o la cocina, ella misma es una autora de un recetario de cocina a base de yuca y promueve la siembra de esta raíz.

Y va más allá. Como señala en uno de sus artículos, los niños deben desarrollar su sensibilidad hacia la segunda madre: la madre tierra, pues los niños ahora temen ensuciarse y menos reconocen el oficio de la siembra.

Se creía que solo los niños de las grandes ciudades del primer mundo, estadounidenses y europeas, habían perdido su relación con la tierra, a tal grado que muchos pasan todo su vida sin tocar el suelo directamente, pero de acuerdo con lo que ella pudo constatar en Tabasco ya se puede observar ese fenómeno.

Así lo platica en su texto “Del patio a la mesa” publicado en el Diario Rumbo Nuevo:

“Con motivo del día mundial del medio ambiente, fuimos a un colegio de primaria a sembrar 26 árboles frutales; en esta actividad se comentó con los niños por qué la tierra es nuestra segunda Madre, la que nos acoge y alimenta después del seno maternal.

El arte, medio de expresión ideal para un niño

“Esto les causó sorpresa pues habían oído la frase pero hasta ese día no la habían reflexionado; mientras sembraban los árboles, observé que muchos de ellos evitaban “ensuciarse”. A toda costa huían del contacto con el sol e incluso una lombriz causó gritos de terror ¡Al parecer hay una relación rota… entre los niños y la tierra!”

Es aquí donde debemos trabajar, enfatiza la autora del recetario a base de yuca “Sabores y texturas”: Los que ahora somos adultos crecimos haciendo pasteles de tierra, escarbando para buscar lombrices, enterrando cualquier cantidad de “tesoros” en el jardín de la casa o de la escuela. Enseñar a los niños el valor de la tierra, el casi mágico proceso de una semilla al germinar, subirse a un árbol a cortar un mango, sembrar una planta y muchos otros milagros cotidianos, son actividades  que podemos compartir con nuestros hijos, sobrinos y nietos.

En resumen, ganar en las experiencias enriquecedoras, pasar del sistema de la conectividad a la experiencia de la “conectivividad” escarbando en el patio o en el parque Tomás Garrido para buscar lombrices, enterrando cualquier cantidad de “tesoros” en el jardín. Casanova García señala que el Verano, o receso escolar, es un momento ideal para que los integrantes de las familias pasen tiempo juntos y con ese fin propone agenda de actividades sobre la ciencia y ecoturismo que distintas instituciones promueven para este verano de 2017

Las opciones que propone son estas: visitas a sitios arqueológicos (La Venta, Comalcalco, Pomoná), campamentos de verano (Kukaponga, Huimanguillo 10-15 de julio), Talleres de huerto infantil (Sábado en Verde, 24 y 25 de junio), Expociencias 2017 (CIVE-UJAT, 27 y 28 de junio), 5to. Festival del queso (Tenosique, 28-30 de julio), Festival de la ciudad de Villahermosa (21-25 de junio), ruta del chocolate, playas, museos y mucho más.

Compartir
Artículo anteriorTalleres de verano para toda la familia en el IEC
Artículo siguiente103 Aniversario del natalicio del poeta Ramón Galguera Noverola
Juan de Jesús López es escritor, periodista y fotógrafo nacido en Cárdenas, Tab., México (27 de marzo de 1967). Tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017). Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012). Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016) Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco. En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.