El Herbario UJAT cumple 37 años de su fundación y lo celebra este lunes 5 de junio recibiendo la la “Medalla al Mérito por la defensa del medio ambiente 2017” que otorga el poder legislativo de Tabasco.

El Herbario UJAT nició sus funciones en 1980 con la colección de plantas vasculares, a lo que en años posteriores, agregó la colección de briofitas, de hongos y en 2005, la colección de algas. En 1987, fue registrado en el Index Herbariorum del New York Botanical Garden recibiendo el acrónimo de UJAT, por lo que internacionalmente es reconocido como HERBARIO UJAT

Se estima que el Herbario –establecido en la Ciudad de Villahermosa, muy cerca de la margen izquierda del río Carrizal- mantiene una riqueza 48 mil muestras: 35 mil de plantas vasculares,  5 mil de hongos,  1 mil de algas, 500 briofitas, 1 mil de   frutos y semillas, y 300 granos de polen.

También, se pondera el conocimiento producido en espacio para los diversos programas de conservación, prevención y restauración de los diferentes tipos de vegetación dentro del estado. Así lo demuestran los casi 400 trabajos de investigaciones basadas en material del Herbario UJAT presentado en foros científicos nacionales e internacionales y los 24 libros publicados.

De acuerdo con la reseña institucional, el año de 1899, en una carta dirigida al presidente de la Sociedad Botánica de Francia, el sabio naturalista tabasqueño José Narciso Rovirosa Andrade, manifestó que: “sin los herbarios no sería posible emprender cualquier estudio de la flora de un país”. Un herbario es un museo de plantas, que protege, investiga, conserva y resguarda material botánico procesado, junto con sus flores, frutos y semillas. En estos sitios, se incluyen de igual manera ejemplares de otros reinos, como los hongos y las algas.

“Debido a que cuentan con valiosos datos, funcionan como un archivo histórico. Los ejemplares, y la información generada a partir de estos, sobre una región geográfica específica, están preparados para permanecer por siglos bajo condiciones óptimas de preservación. Cada uno de ellos, incluye esta importante información: Nombre común, clasificación y descripción botánica, lugar y fecha de colecta y colector, entre otros.

“Estas características apoyan a investigadores en sus labores de generación de conocimientos en muchas ciencias, como la Botánica, Biología, Química, Ecología, Medicina, Agronomía, Geografía, Antropología, Paleontología, etc. Son referencia obligada en el estudio de la diversidad vegetal y micológica, así como otros, relacionados con la investigación aplicada (medicina tradicional, fitoquímica, farmacología, zoología, moleculares, de impacto ambiental,  por citar algunas áreas). De igual manera, juegan un papel trascendental como apoyo en la docencia de casi todos los niveles educativos y de educación ambiental al público en general”.

El Herbario  de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco actualmente está adscrito a la División Académica de Ciencias Biológicas. Inició sus funciones en 1980, con la colección de plantas vasculares; en 1981, la de briofitas; en 1985 se inició la colección de hongos y en 2005, la colección de algas. En 1987, el herbario es registrado en el Index Herbariorum del New York Botanical Garden recibiendo el acrónimo de UJAT, por lo que internacionalmente es reconocido como HERBARIO UJAT.

A partir de entonces, las colecciones crecieron en tamaño y diversidad. A la fecha, se han sumado otras colecciones que suman cerca de 48,000 muestras que se resguardan en un espacio construido y diseñado para preservar estas colecciones de la mejor manera.

Este acervo es una representación de la flora y micoflora principalmente del Estado; no obstante, se tiene un intercambio y donación con otros herbarios nacionales e internacionales, principalmente de la región tropical, lo que ha generado que el Herbario UJAT contenga de igual manera ejemplares de otros estados del país y otros países.

Así mismo, esta actividad ha generado que muchas muestras colectadas por investigadores asociados al herbario, así como  estudiantes, se encuentren actualmente en herbarios nacionales e internacionales, como por ejemplo: el herbario del Museo de Historia natural de Londres, el Jardín botánico Kew, ambos, en Reino Unido.

Se sabe que las actividades del Herbario han impactado en tres aspectos principales en el Estado: 1) Conocimiento de la biodiversidad. 2) Formación de recursos humanos, y 3) Educación ambiental, para una cultura respetuosa del patrimonio natural y biocultural de este país megadiverso.

Compartir
Artículo anteriorValorar esfuerzos de investigación sobre legado ambiental tabasqueño
Artículo siguienteActividad cultural semanal

Juan de Jesús López es periodista cultural, ensayista literario y fotógrafo. Nació Cárdenas, Tab., México, el 27 de marzo de 1967 y tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017), actualmente como parte de su trabajo creativo visual elabora fotolibros a mano, que han sido seleccionados en el 4to y 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco.
Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012).
Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016), y en 2017, repite en el 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco con su fotolibro Murus por lo que su trabajo aparece en los catálogos de estos encuentros. Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco.
En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.