Carta de José Luis Rivas

El poeta José Luis Rivas vino a Tabasco en el año 2013 para participar en el encuentro de poetas que se realiza en Villahermosa a mediados del mes de febrero. Estaba enterado de la muerte de Teodosio García Ruiz y mantenía vivía la admiración por el joven poeta que conoció y leyó, pero no sabía de la plaqueta para la cual el poeta tabasqueño le había solicitado aquella breve presentación: Bananos, publicada en 1997 por el grupo Los Aguiluchos. El brevísimo texto donde el afecto queda plasmado de inmediato, decía:

Querido Teo

El envío de tus poemas ha sido para mí un verdadero motivo de regocijo. Creo que estos textos se cuentan entre los mejores que has escrito: hay en ellos una frescura y una turgencia que evidencia en todo momento que han sido nutridos con el humus formidable del trópico. El saber/sabor que rebosan expresa asimismo que conoces tu tierra y la gente que crece en ella con sus creaciones y cultivos, porque tú eres uno de ellos al mismo tiempo que su cantor inexorable. Tabasco en pleno se reconoce en estas composiciones que están a la altura del arte naturalísimo que sugiere el más pequeño trazo de su territorio.

Recibe una entusiasta felicitación de tu perenne lector y amigo.

José Luis Rivas

Es necesario anotar que, el proyecto editorial Aguiluchos fue muy celebrado por el poeta, pero celebró todavía más que su librito tuviera una comentario de un escritor como Rivas. En 1997, García Ruiz creó la Editorial Aguiluchos en coordinación con Ricardo Torres (encargado de diseño) y Juan de Jesús (en la coordinación editorial), con la que publicaría cinco títulos de poetas tabasqueños: Cantos para mirar de lejos la nostalgia de Fernando Nieto Cadena, Mientras que viene el lobo de Juan de Jesús López, El misterio de partir de Roberto Velázquez Pacheco, Pájaros negros de Daniel Sánchez Barrientos, y Bananos de su autoría. Los libritos con portada impresa en serigrafía e interiores reproducidos en fotocopia alcanzaron un tiraje de 100 ejemplares encuadernados a mano.

Rivas: Tus poemas ha sido para mí un verdadero motivo de regocijo, carta de 1997
Rivas: Tus poemas ha sido para mí un verdadero motivo de regocijo, carta de 1997

-No la conocía pero qué bueno que hice esto –comentó el poeta veracruzano José Luis Rivas, conocido en la literatura española contemporánea por su poesía y por la traducción de Omeros, del poeta Derek Walcott. Omeros, con aquellas tapas amarillas de Anagrama fue un libro que García Ruiz, por aquellos años de fin de siglo 20, comentaba emocionado entre amigos y cantinas como el más influyente de la poesía moderna. Claro, hablaba en parte de sí mismo.

A la breve carta del 1997, el poeta y traductor veracruzano, agregaría otros breves comentarios en el 2013, un año después de la muerte de “El Aguilucho Mayor”. Es necesario anotar que, así se hacía llamar “Teo”, según la importancia o jocosidad del suceso durante el tiempo que duró aquella aventura editorial hecha con más cervezas que vocación editorial.

-¿Qué tanto conoció usted a Teo?, le pregunto porque tengo aquí el librito de Bananos en el que, a manera de prólogo, él colocó la carta que usted le escribió a manera de prólogo.

-No la conocía (la publicación) pero qué bueno que hice esto. Mira yo en dos ocasiones tuve la oportunidad de ser tutor de Teodosio con motivo de dos becas que él ganó para jóvenes creadores, y bueno, siempre estuve entusiasmado con su escritura. En Teo había una enorme fecundidad creadora pero creo que la capacidad crítica como para frenarlas o para podarlas no era su fuerte y en ese punto la fuerza que podrían haber tenido muchos de sus poemas se diluyó un tanto, le hizo falta una parte crítica a lo Ezra Pound que le permitiera cortar cosas a su obra que le habrían permitido delinearla, hacerla más potente. Sin embargo, creo que sí, estaba especialmente dotado para la poesía, su escritura era siempre a efervescencia constante. A mí me ha gustado mucho lo que él escribía.

-¿Sabía que había fallecido?

-Sí, supe recientemente que había fallecido. Alguien en una circunstancia no muy favorable me pidió que si podía escribir algo sobre él porque iban a hacerle un número de homenaje o algo así pero yo estaba por salir al Salvador y ya no pude hacer nada.

Como sea, me da gusto que exista esa cartita que le mandé y claro que lamento mucho la pérdida de una persona así. Puedo decir incluso que siempre le tuve un especial afecto, me parecía una persona espectacular.

Compartir
Artículo anteriorDesfile de carros alegóricos, entre el creativismo glocal y la incomprensión
Artículo siguienteUn maestro de Pejelagartero
Juan de Jesús López es escritor, periodista y fotógrafo nacido en Cárdenas, Tab., México (27 de marzo de 1967). Tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017). Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012). Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016) Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco. En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.