La “Niña” graba al Teo, que entra a la escuela con su andar típico de vaivén despreocupado y sus lentes oscuros a lo Jack Nicholson. La mañana es fresca y los mosquitos “casi del tamaño de una abeja” hostigan a los camarógrafos y al director de cine, que intentan en vano espantarlos con graves manotazos sin ton ni son. En la escuela todo es bullicio infantil, azoro, entusiasmo, y los niños más avispados salen al encuentro de todos los recién llegados. Ya en el salón de clases, Don “Beto” Bojórquez explica a los niños: a ver muchachitos, esto es una grabación para tele y de aquí al cine a trabajar como actores, así que ustedes a lo suyo que es lo que me interesa captar.

El salón donde se graba es uno de los más viejos, con telarañas y polvo en los pocos cristales de sus ventanales.  Cuatro ventiladores: dos funcionando y un tercero que oscila somnoliento en presagio del calor y el polvo de la carretera. Juntos esparcen el humo de conos de huevo quemados para mitigar las embestidas de los bichos. La tele recibe la señal educativa y predomina su atracción que desplaza al pizarrón. En el patio un pozo de aguas enfangadas. Toda la clase es una tranquilidad de inquieto asombro mal disimulado.

La escuela telesecundaria Adolfo López Mateos está ubicada en la ranchería Acachapan y Colmena tercera sección del municipio de Centro, a treinta km. de Villahermosa. Teodosio García Ruiz, poeta con nueve libros, bebedor de cerveza y olímpico admirador de Salma Hayek, es profesor de ella desde hace nueve años. Actualmente da el primer grado del que dice: me gusta porque me mantiene alerta, son muy vivos y mañosos; si me descuido me hacen trampa. Ríe y le acompañan con la mirada sus alumnos cercanos. Se oye una rechifla y agrega jocoso y trágico: Ya ven, a ella le dicen “La Caballa”, porque masca chicle como los caballos cuando muerden el bozal y además porque está muy buena a sus trece años y es madre soltera. No pudo terminar el tercero y ahora anda con un taxista. Acá las cosas son así y para los papás que las prefieren embarazadas pero cerca y no muertas o prostituidas, la excusa es el destino.

Aquel día, un lunes de octubre de 1998, tras el asombro y las grabaciones, las amonestaciones del maestro a sus alumnos y del cineasta a su equipo de grabación, regresamos. Nos espera el polvo y el bochorno. Como a Teo se grabó a muchos de autores de nuestro estado para el documental “La provincia del creador” con el cual, el director de cine Alberto Bojórquez, realiza un documental sobre los creadores del interior del país  con el apoyo del Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE), el Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el canal 22.

Nota: Este texto se publicó originalmente bajo el título “En la escuela de Acachapan” en la revista tabasqueña Lunes Especial, en su edición del lunes 19 de octubre de 1998. Forma parte de la compilación “Testimonios textuales” compuesta por entrevistas y ensayos reunidos a través de una investigación hemerográfica así como de textos solicitados a diversos escritores locales y nacionales. La compilación es un trabajo realizado por el ensayista Miguel Ángel Ruiz Magdónel y el director de esta revista cultural en línea

Compartir
Artículo anteriorTabasco, en los últimos lugares en materia de ciencia e investigación
Artículo siguienteDesfile de carros alegóricos, entre el creativismo glocal y la incomprensión
Juan de Jesús López es escritor, periodista y fotógrafo nacido en Cárdenas, Tab., México (27 de marzo de 1967). Tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017). Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012). Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016) Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco. En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.