No fue un reproche, simplemente, exigieron que los políticos sean congruentes. En el marco de las concentraciones mundiales que se realizaron en varias ciudades del mundo, manifestantes tabasqueños en favor de la ciencia, solicitaron a la presunta “clase” política y gobernante que, sí sus preocupaciones por los problemas del estado son genuinos, actúen en consecuencia y apoyen a los investigadores e impulsen el desarrollo de la infraestructura científica local.

Con mantas y pancartas expusieron a la ciudadanía sus ideas con las que expresaban que la ciencia está en todo, desde el pozol hasta el Whatsapp : La ciencia es real, la ciencia es desarrollo social, no al recorte, sin ciencia no hay futuro, y hasta frases irónicas pero evidentes como estas: hasta pa´ hacer pozol hay ciencia, y, sin ciencia no hay Whatsapp.

Sin cartel, los indicadores señalan de manera más cruda, la realidad de Tabasco, el camino a seguir y los grandes retos. Un ejemplo muy claro de estos son los temas que más preocupan a los niños y jóvenes –entre 5 y 13 años de edad-, en torno a la actividad científica: el medio ambiente, las ciencias agropecuarias y alimentos, y la divulgación científica.

Otros indicadores que salieron a relucir durante la marcha por la ciencia dicen que de manera contundente que Tabasco ocupa los últimos lugares en esta materia. Se apunta –por ejemplo, que el estado no cumple con lo que la OCDE recomienda: un mínimo de 2 investigadores por cada mil integrantes de la Población Económicamente Activa, y que, de acuerdo al Ranking Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013, ocupa la 28ª posición.

Es decir, en el primer caso, Tabasco tiene el 0.7%, le faltan  al menos mil 800 investigadores con los criterios reconocidos por la Secretaría de Economía, que sólo reconoce a integrantes del Sistema Nacional de Investigadores (SIN). Y no es el único descalabro, en cuanto a Infraestructura académica y de investigación, Tabasco ocupa el lugar 30º de las 32 entidades.

Otros datos que pueden útiles para comprender al rezago que tabasco tiene en esta materia, son los siguientes: el estado ocupa la posición número 20 en el número de años promedio de escolaridad, 7.22% de su población no sabe leer ni escribir y 53.83% de su población vive en condiciones de pobreza de acuerdo con el CONEVAL.

Existe también un importante rezago en el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, sólo 20.96% de las viviendas cuentan con computadora y 21.87% de las viviendas cuentan con teléfono.

Es una de las entidades menos competitivas del país, ocupa la posición 29 en el Índice de Competitividad Estatal del IMCO, la posición 24 en el Índice de Uso de Recursos de COPARMEX y la posición 26 en el Índice de Potencial de Innovación Estatal. Es también uno de los estados que aporta población a la emigración continental.

De acuerdo con datos del padrón de investigadores SNI en el estado, se percibe que de 2004 a 2011 el estado ha aumentado el número de investigadores en una tasa promedio anual de 13.11%. El desempeño de las mujeres se fortalecido en las áreas de Biotecnología y Ciencias Agropecuarias, así como la de Ingenierías, donde su participación es mayoritaria; 50% de las mujeres del SNI se encuentra en dichas áreas. Sin embargo, respecto al número de artículos publicados durante el periodo 1999-2008,  “el estado produce solamente 0.24% de total de la producción científica nacional”, lo que lo posiciona en el penúltimo lugar con respecto al total de estados.

“Si el interés genuino es el desarrollo y la solución de problemas estructurales, la valiosa masa crítica local debe dejar de ser ignorada y por el contrario cabalmente revalorada;  se debe además consolidar una base científica y tecnológica sólida que acoja a los talentos que se forman en el exterior, lo que se traduce en una mayor y sostenida inversión que fortalezca la infraestructura con laboratorios y equipos; inversión para programas académicos que mantengan una vigorosa actividad de sus cuerpos de investigación y que respondan a las aspiraciones de los jóvenes que abrazan carreras de índole científica”, expresó la directora general del CCYTET Mirna Villanueva Guevara.

En resumen, una mayor inversión pública y privada en materia de Ciencia y Tecnología.

Compartir
Artículo anteriorConcentración a favor de la ciencia en Villahermosa
Artículo siguienteUn maestro en Acachapan
Juan de Jesús López es escritor, periodista y fotógrafo nacido en Cárdenas, Tab., México (27 de marzo de 1967). Tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017). Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012). Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016) Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco. En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.