He vivido al borde de un mundo irreal, donde mis manos aprendieron a crear caracoles y sombras que abatían mis pensamientos. Llegaron púes, esas otras imágenes, tan placenteras… con ruido de amor, que me llevaron a ser humana, magnífica. Comencé entonces a desenmarañar ese trazo cíclico, ese trazo de caracol, que me decía… Infinito. Y ahí tuvo origen mi creencia, mi identidad, mi ser de mujer. No sé qué exista antes o después, no sé si existirá una verdad. Los que se han marchado jamás volvieron para decírmelo pero basta con adentrarme en mis pensamientos al caer la noche para saber que aquella vida me espera y será bienvenida

 

 

QUÉ SIGNIFICA SER MUJER

Mónica Montes de Oca
Mónica Montes de Oca

Mujer es hallarse en encuentro amoroso entre sensibilidad,  vida, fecundidad, amor y el goce de sensaciones. Aquel lugar donde todos los infiernos se convierten en buenaventura. Mujer es fuerza, sabiduría, juego amoroso y misterio que aguarda, la imagen de un rostro devastado que surge como sol a pleno y que ha aprendido a desprenderse de sus máscaras. Mujer es presagió de amor, horizonte de promesa, caricias a flor de piel, la democracia pensativa, la presencia exacta con oficio de aprender a saborear y vivir la vida.

 

Compartir
Artículo anteriorDe niña jugaba canicas
Artículo siguienteEl paraíso de la ausencia
Mónica Montes de Oca Fernández. Mujer, diseñadora gráfica, pintora autodidacta, mexicana. Ha participado en múltiples exposiciones colectivas en su país México. La búsqueda incansable y deseo de plasmar su propia versión de la naturaleza, la han llevado a su verdadera pasión: la pintura. En ella comulgan sueños, anhelos y pensamientos, llevados al lienzo con tintas y óleos.