Cuando las aguas inundaron todo…

0
151
La priemer novela de la inundación del 2007
La priemer novela de la inundación del 2007

A propósito de las inundaciones y la memoria de aquel aciago 2007, cuando el río Grijalva se desbordó para hacer un soberano desmadre sobre Tabasco y principalmente sobre Villahermosa, vale la pena leer o releer la novelita No me preguntes nada… (ediciones Monte Carmelo) de Ariel Lemarroy (Cárdenas, Tab. 1955). Hay dos historias, una historia social donde se van narrando las peripecias periodísticas y de cómo las aguas van inundando todo, incluyendo claro está a los “políticos” que mal dirigen el edén, el país mismo, y leer esta novela es un Deja vú:

Son cerca de las diez. Por el televisor pasan imágenes del Instituto Electoral de Tabasco, donde Manuel Andrade, el candidato del PRI, recibe la constancia de mayoría. Mi padre se ha enterado de todo por el radio, pero está confundido tras oír a los priístas Nuñez y López Cruz, hablando como perredistas. No entiende tampoco la tristeza, la decepción, de unos parientes priístas, de Cárdenas, que vinieron a verlo por la tarde, vestidos de negro, adoloridos por la derrota del candidato perredista a la gubernatura.

Afuera llueve y relampaguea. Ordena que le cierre la ventana. Lo veo inquieto. Me pide que me acerque. Entonces me pregunta angustiado:

-¿Este desmadre está pasando en todo el país?

-No, nada más en Tabasco.

Y también tenemos la historia del personaje Ernesto Arramberri, del detective Mendoza, aquí la novela aparte de agua, mucha agua tiene una historia de amor, de detectives, de periodismo. Geográficamente bien ubicada en Tabasco, pero que también la narración viaja a Coatzacoalcos, a Mérida. Es en sí una novela vertiginosa sin llegar a la exaltación exagerada y poco creíble e inmadura como los egos de autores de mi generación. Leer o releer pues No me preguntes nada… y de un jalón el lector encontrará voces, historias aquél 2007, donde agua invadió todo, pero también donde la clase política se llevó todo, incluyendo a la mal llamada izquierda, y donde apenas nos damos cuento lo damnificados que estamos. Recordando la novela de Lemarroy, un día de estos me voy a pegar un tiro…a las 5: 00 a.m.

 

Compartir
Artículo anteriorArtesanías de palma
Artículo siguienteLa moda tabasqueña coquetea con la muerte en la pasarela
Luis Gámez es escritor, abogado y corresponsal de guerra. Nació en Cárdenas, municipio de Tabasco, Méx., 1979. De acuerdo con su autoperfilación es autor de cuentos y novelitas quinestéticas, es corresponsal de guerra [literario-mediática] en el Plan Chontalpa por aquello de los altos índices de violencia en esa zona del sureste mexicano, y completa el gasto de sus apetencias vitales con su chamba de abogado agrario y su changarro de venta de paella y café itinerante.