A mediados de 2008  se lanzó la convocatoria de la 1ª. Bienal Regional de Novela Breve “Josefina Vicens” cuyo periodo de recepción cerraba el viernes 26 de septiembre de 2008. Fue una concurso literario inusual y al mismo tiempo una esfuerzo destacado si se toma en cuenta la debacle que aún vivía la ciudad a partir de la inundación del año pasado y de la que aún no se reponía un año después por las sucesivas inundaciones en otras partes del territorio, que además tenían en jaque a a infraestructura cultural tabasqueña. Como coinciden memoriosos y cronistas: la inundación de Tabasco de 2007 fue un evento ocurrido a partir del 28 de octubre de ese año. La emergencia culminó el 27 de noviembre cuando terminó el rescate de personas, y la inundación de la ciudad se superó hasta el 15 de diciembre de 2007, fecha en la que se terminó de extraer el agua de las calles de la ciudad de Villahermosa. Al año siguiente, muy cerca de esa fecha, quien ganara el premio de novela corta, curiosamente, lo hizo con relato que tenía precisamente ese tema. De acuerdo con las notas de la época, que se pueden recuerpar en línea, el premio que constaba de 100 mil pesos se entregaría a fines del mes de octubre de 2008 en la ciudad de Villahermosa en el marco del VI Festival Cultural Ceiba. El Festival se canceló porque los esfuerzo estaban concentrados en al recuperación posinundacionales pero la premiación sí se realizó. Aquella ocasión se anunció que participaron 21 trabajos procedentes de los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. El jurado calificador, integrado por los escritores Jorge Cortés Ancona (Yucatán), Alejandro Aldana Sellschoop (Chiapas) y Mario de Lille Fuentes (Tabasco), decidieron otorgar el primer lugar a la novela breve “No me preguntes nada…” de Ariel Lemarroy Valenzuela, originario de Cárdenas, Tabasco. Se desconoce el contenido del acta donde los jurados firmaron su decisión, pero el relato refiere la gran inundación del 2007, el libro, publicado por la editorial Monte Carmelo, usaría en portada una foto que el propio Lemarroy tomó el 2 de noviembre de 2007 mientras realizaba su trabajo como cronista periodístico: un Día de muertos con la ciudad a pique. A ocho años de distancia, las vicisitudes cambian los papeles: el festival cultural se mantiene pero el concurso literario se canceló, y la inundación es un fantasma que merodea la ciudad y se pierde entre las ánimas de la celebración del Día de Muertos. Mientras que el escritor Ariel Lemarrooy, inivita por correo -al parecer está enemistado con las redes sociales- que a partir del día 27 de octubre del 2016, en el Cafpe Solé de Cárdenas, Tabasco, ubicado en la esquina de Moctezuma y López Velarde, se exhibirá una breve muestra de sus fotografías “con el tema de la inundación que afectó gravemente al estado de Tabasco en el año 2007”.

Compartir
Artículo anteriorNo me preguntes nada…
Artículo siguienteArtesanías de palma
Juan de Jesús López es escritor, periodista y fotógrafo nacido en Cárdenas, Tab., México (27 de marzo de 1967). Tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017). Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012). Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016) Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco. En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.