16 de junio  Por iniciativa del poeta Teodosio García Ruiz, varios escritores se dieron a la tarea de recrear historias pensando en el medio ambiente y el contraste de fin de siglo, así fue como nació este texto, de una de las plumas más entusiastas de la generación de los setenta en la narrativa tabasqueña.

 

 

El nido
(Fragmento)
 Daniel Peralta Guzmán

 

¡Que triste nido!

Sólo lo cuida un viejo:

Todos se han ido.

Ana Delta Muñoz

 

Con regularidad he sabido de conferencias que se anuncian con desplegados rimbombantes, en periódicos y revistas de la ciudad villahermosina; que se publican en carteles estampados, situados en cualquier esquina o lugar visible para el transeúnte.

Pero nunca en mis treinta años me había interesado asistir a una de ellas. Por eso, cuando mi amigo Ernesto me invitó a uno de estos eventos, en el cual, se trataría el vilipendiado tema de “La protección de animales”, no pude menos que sentir un vago interés, pero que a los años de amistad y cortesía que él me merece, terminé por aceptar su invitación.

Acudí puntual a la cita en la esquina del Barón Rojo, donde Ernesto ya me esperaba, llegó ataviado en un mezclilla azul con playera blanca, dando la impresión de ser uno de esos que asistían al servicio militar, su playera lucía un estampado ecológico con el lema “¿Quién es más animal?” Aludiendo a la destrucción del planeta Tierra.

Nos encaminamos a paso corto con destino al teatro Esperanza Iris donde tendría lugar el evento, en el instante en que entramos al foro, un sinfín de jóvenes y algunos adultos se acercaron a saludar a Ernesto, él me presentaba como su amigo, excusándose de aún no haberme hablado acerca de la Sociedad Ecológica a la que pertenecía, y de la cual hasta ese momento yo ni por enterado. Después de los pases corteses procedimos a sentarnos en primera fila, las sillas eran en verdad muy cómodas, forradas con terciopelo de color rojo y en el escenario donde estarían los conferencistas se había montado modestamente una mesa larga cubierta por un mantel blanco, donde tres vasos con agua aguardaban junto al público a que los participantes tomasen asiento. Luego de los aplausos correspondientes, al ser presentados por el maestro de ceremonias, las personalidades que tratarían el tema –que en total eran tres- se dio paso al inicio de la conferencia. Justo en ese instante Ernesto volteó a mirarme de reojo, haciendo la pregunta que me mantuvo ensimismado en un doloroso recuerdo durante todo el tiempo que duró la plática.

¿Alguna vez has maltratado a un animal? Me cuestionó.

Tomado de: Para un ambiente son hombre. Los mejores narradores del siglo XXI. Diario Presente. 2001

 

Compartir
Artículo anteriorVillahermosa, ciudad-paraíso
Artículo siguienteLas mujeres no callan su descontento mundial a través de la literatura
Luis Acopa. Nació vivo en Villahermosa, Tabasco. Estudió la Licenciatura en Historia y la Maestría en Ciencias Sociales en la UJAT. Presentador, moderador y encarretador de almas para proyectos literarios de investigación ortodoxa y experimental. Compilador y autor de Érase una vez un cuento. Compendio general del cuento en Tabasco, tomo I y II, trabajo que reúne por vez primera el acervo narrativo en el Estado. Desde 2005, labora para el Fondo Editorial Universitario, adscrito a la Dirección de Difusión Cultural, donde ha editado más de 100 libros académicos, literarios y de arte. Actualmente es Jefe del Departamento Editorial Cultural y Profesor del Centro de Desarrollo de las de la UJAT.