Al escritor tabasqueño Dionicio Morales le publicaron una selección de la poesía amorosa de su maestro y amigo Carlos Pellicer. El libro titulado Era mi corazón piedra de río (CECUT, 1997, que toma si nombre del famoso Soneto III: Era mi corazón piedra de río/ Que sin saber por qué daba remanso, era el niño del agua, era el descanso/ de hojas y nubes y brillante frío, me parece muestra uno de los sesgos más cercanos a la carne y huesos del creacionista mexicano de versos y piedras gigantes –dicho esto por su trabajo en el museo-poema Parque Museo de La Venta, poema sólido, creado a mitad del medio siglo 20 en medio de una ciudad qe aún se puede visitar y recorrer.

Respecto al tema que nos ocupa, el erotismo en su poesía, hay que citar y reconocer algunos de sus mejores momentos, nos dice la maestra Iliana Godoy en su ensayo “Erotismo y amor en la poesía de Carlos Pellicer” que se puede localizar fácilmente en los territorios ciberespaciales. En ese texto, la especialista cita como ejemplo ese fragmento donde “la mujer, convertida de antemano en recuerdo a través de un noviazgo congelado”, el poeta tabasqueño exclama:

Mis manos quedarán húmedas de tu seno

….

Nuestro amor que maté

porque lo necesitaba muerto

para que fuésemos novios toda la vida

Momento que da paso a ese otro momento homoerótico -se sigue citanto e texto de Godoy-, “respecto a la contemplación estética del cuerpo, veamos esta imagen que tanto nos recuerda a los poetas griegos contemporáneos como Cavafis” donde el poeta se rodea:

Sobre una piedra

deja un joven su ropa.

Se descalza apoyándose

y entra al río saltándola

y en la mano le tiemb

la un poco de agua

de lujo y desnudez

Aquí un breve homenaje fotográfico realizado a partir de una escultura que se encuentra en el interior de la Casa-Museo dedicada al poeta en Villahermosa, con objetos personales. De se le recuerda a los lectores que a partir de mañana lunes por la tarde casi medio centernar de poetas se dan cita en el encuentro internacional de poesía que se celebra en esta ciudad tabasqueña.

Compartir
Artículo anteriorEl amor no es un asunto del corazón sino del cerebro
Artículo siguiente“enfocArte”, el grupo más longevo de la fotografía choca

Juan de Jesús López es periodista cultural, ensayista literario y fotógrafo. Nació Cárdenas, Tab., México, el 27 de marzo de 1967 y tiene publicado los libros de poesía Turuntuneando (UJAT/2005), de fotografía Ruega por nosotros (UJAT/2011), y de ensayo La fabulación del trópico en ruinas. Tres poetas en Tabasco (por aparecer bajo el sello del IEC/2017), actualmente como parte de su trabajo creativo visual elabora fotolibros a mano, que han sido seleccionados en el 4to y 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco.
Como escritor, su formación la inició en los talleres literarios de Tabasco y la continuó en el Diplomado de Literatura de la UJAT (UJAT-Sociedad de Escritores de Tabasco 1998). Sus trabajos literarios, ensayísticos y periodísticos aparecen en revistas y antologías literarias: José Carlos Becerra. Los signos de la búsqueda (CONACULTA/ UJAT/ 2002), Cartonistas de indias y poetas (IV Comité Regional de la CONALMEX/UNESCO/ 2002), Férido Castillo. Surco a la luz (UJAT/ 2003), Bajo la mirada de la ceiba. Artistas plásticos de Tabasco (UJAT/ 2006), Lengua de trapo. Doce relatos políticos jamás leídos en Tabasco (PACMYC/ 2006) Erase una vez un cuento. Compendio General del Cuento en Tabasco II (PACMYC/ 2010), Mujeres de miel (Gobierno del Estado/ IEC/ 2010), La importancia de llamarse Gabriela (Arqueros del viento/ 2012).
Por el lado de la creación fotográfica sus estudios formales los inició en el Diplomado de Fotografía de la UJAT (UJAT 2008) y los continuó en el Diplomado de Fotografía del Centro de la Imagen de Tabasco (CONACULTA-IEC 2011). Ha participado en varias exposiciones colectivas entre las que destacan: Intromisiones (CCV/2007), Expresiones encontradas (Instituto Juárez/ UJAT/ 2009), Revolucionarios de hoy (Instituto Juárez/ UJAT/ 2010), 11/20 Muestra de fotografía contemporánea tabasqueña (Instituto Juárez/ UJAT/ 2011) y Refugio de luz. Muestra de fotografía estenopeica (Refugio de la luna/2012). En el 2012 fue seleccionado para la exposición colectiva itinerante Arte Visual 15 que recorrió su estado natal, también integró en las muestras colectivas Identidades. Intercambio de Artes Visuales Tabasco-Cuba (en 2013), y Fotografía Contemporánea F4CTORES (en 2014), ambas preparadas por la UJAT. En 2016 fue seleccionado con su políptico Cuando ocurre lo que mira el que vive. Petrofabulaciones, en el 4to Encuentro Contemporáneo de Artes Plásticas Sur-Sureste (Secretaría de Cultura Federal/IEC, 2016), y en 2017, repite en el 5to Encuentro Regional de Artes Plásticas Sur-Sureste que se convoca desde Tabasco con su fotolibro Murus por lo que su trabajo aparece en los catálogos de estos encuentros. Actualmente, realiza una investigación sobre la historia de la fotografía en Tabasco que se titula Miraoyo, apuntes para una cronología de la fotografía en Tabasco.
En el diarismo cultural ha colaborado en las revistas culturales CasatomadA, Lunes Especial, Tierra Adentro, Gaceta Universitaria de la UJAT, Presencia, Signos de la UPCh, y en periódicos villahermosinos como El Sureste de Tabasco, Milenio Tabasco, Diario de Tabasco y Liberación Tabasco. Sus primeras colaboraciones aparecieron en la primer revista literaria creada en Tabasco en 1997: CasatomadA, y en 2015 funda y dirige la revista cultural en línea puntodereunion.com.mx En 2017, cumplió 20 años de trabajo en el oficio del periodismo cultural y medio siglo de vida, pero eso, ya es otro asunto.